Etiquetas

, , , , , ,

doorsbw2

50 años después, el primer álbum de The Doors sigue dando que hablar. Este es uno de los discos de debut más grandes e influyentes de la historia. Un álbum que ha alcanzado por méritos propios la categoría de icono del rock y que este año celebra su aniversario con una edición de lujo. Descubre algunos datos poco conocidos sobre “The Doors” y la explosiva personalidad de Jim Morrison.

  1. “Light my fire” fue la primera canción compuesta por Robby Krieger.

Resultado de imagen de light my fire

El guitarrista compuso “Light my fire”  con 20 años y este fue su primer acercamiento al mundo de la composición. Según declaraciones de Krieger “Fue la primera canción que escribí, porque hasta entonces era Jim el que se ocupaba de componer los temas. Pero nos dimos cuenta de que no teníamos suficientes canciones originales, asi que Jim me preguntó porque no escribía yo alguna. Me dijo que escribiera sobre algo universal, algo que durase para siempre. Decidí escribir sobre el cielo, la tierra, el fuego o el agua, acordándome de “Play with fire”, una de mis canciones favoritas de los Stones”. Krieger se dedicó a la canción durante varios días, usando todos los acordes que conocía en aquel entonces. Morrison ayudó a escribir la letra en el segundo verso con la mención a la pira funeraria. Robby recordaba que “Le dije, “Jim,¿ por qué tienes que hablar siempre de la muerte ?” Y me dijo “No tío, será perfecto. Así tienes la parte del amor y luego la parte sobre la muerte” Y tenía razón”. Ray Manzarek añadió la introducción y la línea de bajo, tomada del “Blueberry Hill” de Fats Domino, mientras que John Densmore incorporaba un ritmo latino. “Light my fire” lleva hasta la fecha más de 37 millones de reproducciones en Spotify.

  1. Antes de grabar el disco, The Doors hicieron la música de un video promocional de Ford

En la primavera de 1966, Columbia rescindió un pre contrato con el grupo sin previo aviso. Sin un duro en el bolsillo, ofrecieron un concierto en Parthenon Pictures para grabar la banda sonora de un video promocional de Ford, titulado “Love Thy Customer”.  El grupo aportó varias piezas instrumentales y en ellas se podían escuchar fragmentos de lo que luego serían canciones como “I Looked at You,” “Build Me a Woman,” y “The Soft Parade”. Cobraron  200 dólares por un día de trabajo. Las cintas originales no se encontraron nunca pero la película se rescató de los archivos de la UCLA en el 2002

  1. Tras grabar “The End”, Jim Morrison volvió al estudio colocado de LSD y vació un extintor

Mucho se ha hablado de la grabación de “The End”. Morrison se desgastó en este tema y quiso grabarlo sin luces en el estudio, con la iluminación de unas velas. Para entrar en ambiente, tomó LSD y al principio sus efectos fueron positivos para la grabación, pero al cabo de un rato Jimbo estaba bastante colocado y el resto de miembros del grupo decidió continuar al día siguiente. Morrison quería seguir y al ver que no podía hacerlo, destrozó el estudio descargando un extintor sobre el equipo. Otras versiones apuntan a un “acid trip” total del Rey Lagarto, que usó el extintor porque pensaba que el estudio estaba en llamas.

  1. Robby Krieger aprendió a tocar la guitarra con los maestros del flamenco

Resultado de imagen de sabicas

El guitarrista de los Doors empezó a tocar la guitarra aprendiendo de maestros del flamenco como Mario Escudero, Carlos Montoya y  Sabicas. Esta influencia se nota en canciones como “Spanish Caravan”, que consta de una pista básica de flamenco, conocida popularmente como “Granadina”. El riff inicial fue tomado de “Asturias (Leyenda)”, una pieza clásica de Isaac Albéniz.

Tiempo después , Krieger descubrió el sonido crudo de Paul Butterfield Blues Band. Su trabajo tendría una enorme influencia en su manera de tocar, especialmente en la canción “Break on Through (to the Other Side)”. De hecho el teclista Ray Manzarek reconoció también la influencia del “What’d I Say” de  Ray Charles en la composición del mismo tema.

“Si no hubiera sido porque Paul Butterfield empezó a tocar eléctrico, probablemente nunca me habría metido en el rock&roll” admitió recientemente Robby Krieger .

  1. Para promocionar el disco, Elektra Records compró el primer “cartel rock” de la historia

Resultado de imagen de doors billboard

Las sesiones de grabación del disco terminaron a finales del verano, pero Jac Holzman, capo de Elektra, decidió esperar a Enero del año siguiente para publicarlo y evitar así la competencia de la campaña navideña. Al grupo no le hizo mucha gracia pero fueron recompensados con una innovadora iniciativa promocional de Holzman; un cartel enorme sobre Sunset Strip. Esta era la primera vez que un soporte así, utilizado para promocionar películas, comida o cigarros, se usaba para anunciar un disco de rock. La frase del cartel, “BREAK ON THROUGH WITH AN ELECTRIFYING NEW ALBUM”, la poderosa imagen del grupo, obra del fotógrafo Joel Brodsky y su situación estratégica, cerca del Chateau Marmont y a corta distancia del circuito de clubs provocó un efecto instantáneo. El cartel costaba 1.200 $ al mes y uno de sus objetivos era llamar la atención de los DJs de Los Angeles, que pasaban por la zona de camino a sus estudios.

  1. Morrison dijo que sus padres habían fallecido en la hoja de promo incluida en el disco

Resultado de imagen de andy jim morrison

La famosa frase “Father, I want to kill you” de la letra de  “The End”, se inspiró en la tragedia clásica griega “Edipo Rey”, pero el tema tenía también una resonancia personal para Morrison. La compleja relación que tenía con figuras autoritarias precipitó la confusión interna que caracterizó su vida adulta, inspirando tanto su faceta artística como su locura.

Morrison tenía muy mal recuerdo de su infancia, y de la relación con su padre, un militar con poca tolerancia por la desobediencia juvenil. No contó con su apoyo cuando le comunicó que quería dedicarse a la música y rompió toda relación con él. No se volvieron a ver nunca, y el padre declaró en 1970 que entendía perfectamente la reticencia de su hijo a comunicarse con él.

Cuando Elektra pidió información a los miembros del grupo para elaborar una biografía promocional, Jim aprovechó la oportunidad para editar su propia historia y  cuando le preguntaron por padres y hermanos, simplemente dijo “Fallecidos”. Durante un tiempo sus amigos pensaron que era huérfano

La ruptura de Morrison con su familia fue total y ellos ni siquiera sabían que estaba en un grupo. Su hermano Andy se enteró cuando un compañero de clase le enseñó la portada del primer disco. “Había estado escuchando “Light my fire” durante meses y ni sabía que el que cantaba era mi hermano. No sabíamos nada de él desde hacía dos  años” La madre de Jim, Clara, intentó contactar con él a través de Elektra, pero él la mantuvo fuera de su alcance y le prohibió la entrada al camerino tras un concierto, aunque le dio un asiento preferente. Morrison si se mantuvo en contacto con su hermano Andy, que tenía 19 años en 1967, y le hizo ver que para él no había término medio entre tener una relación familiar o romper del todo.

Aquí puedes ver una entrevista con el padre de Jim, George S. Morrison, incluida en el documental “When you´re strange”

  1. La palabra “colocado” causó varios quebraderos de cabeza al grupo

La actuación de The Doors en el programa de Ed Sullivan el 17 de Septiembre de 1967 provocó una prohibición de por vida al saltarse Jim Morrison las advertencias de la cadena para modificar la letra de “Light my fire” y no usar la palabra “high” (colocado) . Los productores y el presentador se lo tomaron fatal, pero al grupo le importó muy poco. John Desnmore declaró en el programa “Classic Albums” que “La gente del programa nos dijo que no tocaríamos allí nunca más. Y nosotros dijimos “Bueno, ya lo hemos hecho. Solo queríamos tocar una vez. ¡Gracias!”

Ray Manzarek habla sobre el incidente en este video

  1. The Doors, sin Jim Morrison, licenciaron “Light my fire” para un anuncio de Buick. Morrison montó en cólera cuando se enteró

Tras la gira europea de 1968, Morrison decidió quedarse en Londres con su novia Pamela Courson y trabajar en su poesía, con la colaboración del escritor Michael McClure. El resto de miembros del grupo no supo nada de él y esto se convirtió en un problema cuando recibieron una oferta de 75.000$ para usar “Light my fire” en un anuncio de Buick. “Pensé que era una buena idea”, declaró Ray Manzarek años más tarde. “El coche que iban a anunciar era un Opel, un coche pequeño y ecológico”. The Doors siempre habían tomado las decisiones de común acuerdo, pero Morrison no estaba localizable y Buick necesitaba una respuesta urgente. Bill Siddons, road manager del grupo, recordaba que “Jim se fue y no tuvo el detalle de decirnos que se piraba, durante cuánto tiempo, o cuando iba a volver. Simplemente desapareció. Buick apareció con un montón de dinero para hacer algo con una canción de Robbie y pensamos que nos gustaría haber contado con la opinión de Jim, pero que él no estaba disponible y que era una oportunidad que merecía la pena”

Morrison  se lo tomó fatal cuando volvió en noviembre de ese año y tuvo una bronca terrible con Siddons y Holzman pidiendo que se rescindiera el contrato. También le pidió al grupo que le dejasen destrozar un Buick con un martillo sobre el escenario. Y se extendió un rumor  sobre Jim pateando 16 Buicks aparcados en Sunser Strip, incluido su propio Porsche. Al final Buick desechó el concepto u no realizó el anuncio.

  1. El grupo usó un bajista en el estudio

The Doors fue posiblemente el primer grupo de rock sin bajista. Tras haber probado a varios músicos, los miembros de la banda tenían claro que no querían sonar como los demás grupos y decidieron emplear la maestría de Ray Manzarek con la mano izquierda para aportar el sonido del bajo. A pesar de esto, el productor Paul Rothchild sintió que la grabación del disco necesitaba de un bajista y contrató a Larry Knechtel, miembro del prestigioso grupo de músicos de sesión The Wrecking Crew (sobre cuya historia se grabó un documental súper interesante).  Knechtel había grabado hits con los Beach Boys, Elvis Presley y The Byrds, y posteriormente formaría el grupo Bread. Duplicó exactamente las líneas de bajo de Manzarek y por eso el grupo decidió no incluirlo en los créditos del disco. Knechtel no volvió a colaborar con los Doors, pero si grabó la versión que Jose Feliciano hizo de “Light my fire” y que alcanzo el número 3 en US en 1968.

Anuncios