Etiquetas

, , , ,

41H8ZRR7HEL

Mali tierra de artistas. Miquel Barceló se reinventó allí tras unos años oscuros en NY y entregó al mundo algunas de sus mejores obras de arte. A los interesados, les recomendamos el libro-diario que hizo de su primer viaje africano

Damon Albarn es también artista inquieto, músico de raza. Albarn visitó Mali en el año 2000 para participar en un proyecto de Intermon Oxfam. Recorrió el país grabando a músicos en bares y calles. Colaboró con los guitarristas Afel Bocoum y Lobi Traore, y el interprete de kora Toumani Diabate. Cuando volvió a Londres, llevó todas esas pistas al estudio para añadir una variada instrumentación. Múltiples y enriquecidas capas sonoras alimentadas por pianos, samplers, xilófonos, guitarras, percusiones, beats  y coros. Albarn no se apropia del talento de estos músicos, sino que rinde tributo a una cultura y unos sonidos que le han sido de enorme inspiración. El disco es una pequeña maravilla para oídos despiertos, una joya con una coloración especial que se escapa a cualquier etiqueta para adentrarse en el terreno de la gran música con mayúsculas. Mira este video de su estancia en Mali

Damon Albarn es un artista a reivindicar, y uno de los pocos músicos que ha sido capaz de construir una carrera que compagina el éxito comercial con las inquietudes artísticas al margen del mercado. Sus apabullantes cifras de venta con Blur y Gorillaz coexisten con una inclinación natural a traspasar nuevas fronteras, complicarse la vida o colaborar con gente como  Paul Simonon (The Clash), Tony Allen, Brian Eno, Michael Nyman, Danger Mouse, Jerry Dammers (The Specials), Flea (Red Hot Chili Peppers), Bobby Womack, o el diseñador  Jamie Hewlett. Albarn ha compuesto bandas sonoras, operas chinas y musicales. Pincha en este enlace para ver un documental muy recomendable que le hizo la BBC.

Anuncios