Etiquetas

, , , , , , , , ,

The-Stooges-1970-the-stooges-29098243-520-351

The Stooges son el gran grupo escondido de la historia del rock. Escondido porque a pesar de su evidente huella, su corta pero muy influyente trayectoria merece mayor consideración  en el gran libro de la música del siglo XX.  Iggy y los Stooges sembraron un camino de poder crudo y destrucción por el que luego transitaron los Ramones, los Pistols, Motorhead, Joy Division, Jane´s Addiction, Sonic Youth, Alice Cooper, Chrissie Hynde, The Dictators o la Malasaña de los 90.

A los Stooges los descubrimos cuando un amigo de Bilbao nos pasó una cinta del “Funhouse” en la Uni. Fue una auténtica revelación, uno de esos momentos melómanos que se te quedan grabados en la memoria durante toda la vida. Esto ocurrió en la Pamplona de finales de los 80, territorio apache por donde campaban Los Bichos, Cancer Moon, La Perrera o la tienda de discos Kilkir en lo Viejo. Todos ellos, sin excepción, hijos putativos de las bestias de Detroit.

Este es el gran disco de The Stooges, un álbum con un significado y un alcance que va más allá de la música.  “Funhouse” es un puñetazo en todos los morros, un asalto de caos y distorsión que 45 años más tarde sigue soltando fuego. Lester Bangs escribió una monumental reseña en dos números diferentes de la revista Creem (influyente publicación rock americana de los años 70). El disco ha sido elegido a menudo como uno de los 5 álbumes de rock más importantes de la historia. “Funhouse” contiene 7 canciones, fue grabado en directo en un estudio de Los Angeles, producido por Don Galluci (teclista de The Kingsmen) y se publicó el 7 de Julio de 1970. Esta es una de las grandes joyas de nuestro catálogo. Un disco que en su momento no vendió ni para pagar los bocadillos pero que ha sobrevivido el paso del tiempo con una atemporalidad que esta solo al alcance de las obras maestras.

La historia al detalle de los Stooges la descubrimos en un memorable artículo de Jaime Gonzalo publicado en el Ruta 66 de Marzo de 1993. Gonzalo entrevistó a Ron Asheton y explicó como Iggy, que iba camino de ser el primero de su clase, se juntó con los hermanos Asheton, los más macarras del barrio, para formar el grupo y combustionar el rock plácido de los 70. La vida al filo de sus miembros tuvo sus consecuencias; el bajista Dave Alexandre la palmó atracando una gasolinera para saciar su sed ju-ju e Iggy acabó medio perlao ingresado en un psiquiátrico. De allí lo sacó James Williamson, más yonqui que él, para grabar “Kill City”, disco súper recomendable a pesar del estado catatónico en el que se registró.

A Iggy lo conocimos hace años en un festival de Metal en Getafe. Había reformado los Stooges y los vimos por primera vez en un show histórico en el Azkena. En ese festi de Getafe coincidimos con Henry, road manager de The Corrs con el que hemos trabajado muchos años. Henry lleva más de 25 años con Iggy, e hizo las presentaciones para satisfacer nuestro momento fan.

Anuncios