Etiquetas

, ,

Ween_band

En los 90 podías escuchar a Camarón y a Chemical Brothers y nadie se metía contigo. Fue una época de eclecticismo bien entendido, aunque también produjo malas interpretaciones y perversiones que dieron lugar a discos penosos.

Tras la explosión de las tribus urbanas en los 80 (fenómeno a reivindicar, sin duda alguna) una década más tarde la gente se abrió de orejas y derribó barreras para disfrutar de músicas que hasta entonces parecían antagónicas. Surgieron un puñado de grupos que unían sonidos diferentes, desde Stone Roses hermanando el rock con la cultura de clubs, a Beck con una mezcla explosiva de folk, funk, hip hop y pop británico. Canciones compuestas por verdaderos fanáticos musicales, coleccionistas, curiosos insaciables, exploradores…artistas de verdad.

Uno de los grupos que mejor encarnó esa mezcla de estilos fue Ween, que a mediados de la década publicaron dos discos sublimes y delirantes con Elektra. Ween fue el grupo de dos weirdos de Pennsilvania y estuvieron funcionando desde 1984. Sus 15 minutos de fama llegaron con discos como  “12 Golden Country Greats”, un homenaje al country grabado con músicos de Nashville. Un año más tarde publicaban “The Mollusk”, su sexto disco y el trabajo que mejor les define. Un batiburrillo de sonidos y canciones memorables con influencias de la psicodelia y el rock progresivo. El disco, que recibe 4 estrellas y media en All Music, es un álbum conceptual multi género con una temática náutica que tiene su reflejo en la portada.  Además: una de las canciones del álbum, “Ocean man”, fue incluida en los títulos de crédito de una peli de “Bob Esponja”.

Enjoy Ween!!

Anuncios