Etiquetas

,

51iOQWlt4HL

Oh París, la ciudad de la artes, y de otras cosas… La cuna de la bohemia, del jazz, el tango y la “Nouvelle Vague”.

Si Iggy, Bowie y Nick Cave hallaron su musa en Berlin, John Cale encontró en París el mejor disco de su carrera. Obra maestra absoluta, “Paris 1919” se publicó en 1973 y las nueve canciones que lo componen saltan las décadas y los estilos para encaramarse al Olimpo de la majestuosidad. Canciones pop perfectas, sublimes, con un espíritu barroco que rompía con lo que Cale había hecho hasta entonces (Terry Riley, LaMonte Young) para acercarse a la obra de Brian Wilson, los Bee Gees y Procol Harum. El título del disco hace referencia a la conferencia de Versalles de 1919 y el consiguiente reparto de Europa. Cale grabó el álbum con músicos de Little Feat y la orquesta sinfónica de la UCLA (Universidad California).

Un álbum pleno de inspiración y talento, conciso y eficaz, terriblemente inspirador. Rhino publicó en el 2006 una re edición con material extra, que hacia justicia a esta joya de pop que recomendamos fervientemente descubrir o recuperar, en una tarde de martes o en cualquier momento de la semana.

Anuncios