Etiquetas

,

Si hay un grupo de los 80 al que se haya juzgado injustamente en las décadas posteriores, ese es sin duda alguna The Cars. Una banda liderada  por un compositor de enorme talento que fue víctima de su gran éxito radiofónico y comercial  y que nunca ha tenido el reconocimiento artístico que desde luego se merecen. El nombre de The Cars no ha sobrevivido tan bien como el de otros coetáneos de esa época, Blondie o Talking Heads, que siguen siendo fuente de inspiración para bandas nuevas. A pesar de su innata capacidad para construir hits de radio (turntable hits), The Cars no olvidaron un pulso guitarrístico (Just what I needed con esa intro en plan Led Zep) muy New Wave que mezclado con teclados y sintes fue su seña de identidad.

Además, The Cars fueron responsables de algunas de las mejores portadas de la década y Ric Ocasek se convirtió años más tarde en un excelente A&R en Elektra (el sello que los fichó) descubriendo a bandas como Jet (Are you gonna be my girl?, el hit rockero del 2004 que se bailaba en bares de garrafón y fiestas de postín).

De los Cars nos gusta casi todo, y desde luego también hits inmortales como “Drive”

Anuncios