Etiquetas

,

Estos días estamos preparando el 40 aniversario de “Señora azul”, el único disco de Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, obra maestra de culto del pop español y un álbum totalmente adelantado a su tiempo. El disco sale el 14 de Octubre y un día antes CRAG actuarán en directo en la sala Galileo de Madrid

Este es el texto que nos ha hecho Manolo Fernández, mítico locutor de Radio 3;

Cuando apareció el álbum Señora Azul, allá por 1974, algunos lo consideramos una evolución natural de aquel disco de Solera editado el año anterior. La llegada de Cánovas y Adolfo era la mejor manera de limar alguna de las aristas que pudiera haber dejado aquel Lp de Rodrigo y Guzmán junto a los hermanos Martín.
Juan Robles Cánovas venía de haber tocado en los Módulos y Franklin, además de poseer una clara inclinación hacía el teatro. Adolfo Rodríguez aportaba un cierto toque british adquirido en sus años con Los Íberos.
Por su lado, Rodrigo García era un codiciado músico de estudio que también había militado en Los Pekenikes, y José María Guzmán tenía un sutil toque adoptado de su adoración por los Beatles. Junto con Rodrigo y los hermanos José y Manuel Martín, había pertenecido al grupo Solera, que el año anterior había grabado su único disco, llamado como el propio cuarteto. Habían encontrado un punto de encuentro, pero la fortaleza de sus cuatro personalidades permitía distinguir cada una de sus aportaciones a esta puesta en común que se convirtió en una especie de calle de cuatro direcciones.
Señora Azul se adelantó ostensiblemente a su tiempo, en una época en la que las circunstancias no permitían degustar en profundidad propuestas sonoras de este calibre. El mercado estaba en otras cosas, de tal manera que las apariciones de CRAG en los medios de comunicación fueron tan escasas como históricas y, aunque pueda parecer mentira, nunca tocaron en directo como tal cuarteto. A partir de ahí llegaron las intermitencias. Pero al cumplirse el trigésimo aniversario de la publicación de este álbum, pudimos conseguir que, por fin, Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán actuaran juntos por primera vez. Hubo un par de conciertos más y, de nuevo, el correr del tiempo. Es muy posible que ni ellos mismo le hayan dado nunca la importancia que aquella aventura mereció y el paso de los años sigue encumbrando.
Ahora, 40 años después, Señora Azul merece el reconocimiento de una cuidada reedición. Es el momento de que todos volvamos a reconocer la importancia de este trabajo seminal que forma parte de nuestras propias vidas.

Manolo Fernández (Toma Uno – Radio 3)
PORTADA CRAG 2014

Anuncios